Diosdado Cabello

25.feb.2014 / 07:44 pm / Haga un comentario

Foto: @Daniella_Cc

Foto: @Daniella_Cc

“En mi casa no me enseñaron a odiar ni mucho menos a guardar rencor. ¡Yo pido por la paz!, ¡por la vida!, ¡por Venezuela!”. Ese fue el mensaje que escribió Daniella Cabello, hija del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

La joven publicó dicho mensaje en la red social twitter, tras una visita que hiciera, junto a su padre, a César Eduardo Cruz, quien a mediados de este mes amenazó de muerte a la familia de Cabello, a través de la misma red social, de lo cual asumió su responsabilidad en un comunicado.

En el encuentro sostenido con Cruz también estuvo presente el padre de este joven. En su cuenta en twitter la joven Daniella publicó una fotografía en la que se observa dándole la mano a César Cruz y con el siguiente mensaje: “Yo pido por La Paz! Por la Vida! Por Venezuela!”.

Al respecto, Diosdado Cabello, la noche de este lunes, en su programa Con el mazo dando, destacó que las fuerzas revolucionarias “cuando hablan de paz lo hacen de verdad, lo sentimos en el corazón”.

“Nosotros no guardamos rencor. Fuimos todos a su casa. Conversamos. En mi casa no le enseño odio a mis hijos, no hay espacio para el odio y para el rencor”, expresó el parlamentario, al tiempo que presentó las imágenes en las que se apreciaba la manera en que el estudiante y su persona estrechaban sus manos.

El parlamentario expresó que en cada acción de paz, conciliación y convivencia está presente el comandante Hugo Chávez. “Cada vez que uno va hacer algo, uno piensa en Hugo Chávez y cómo lo haría él para no fallarle”.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.