Noticias

29.ago.2013 / 03:14 pm / Haga un comentario

Este miércoles, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, calificó de “innegable” que la administración del presidente sirio, Bashar Al Assad, usó armas químicas contra su pueblo.

Kerry insistió en que Damasco debe responder ante el mundo por esa presunta acción, de la que aún no tienen pruebas los acusadores.

Washington ha estado incentivando, junto a Reino Unido y el resto de sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), un intervención militar en Siria, teniendo como excusa este presunto hecho.

Una vez más queda en evidencia la doble moral de Estados Unidos, único país que ha usado una bomba atómica -contra las ciudades japonesas Hiroshima y Nagasaki en 1945- y también otro tipo de armas de destrucción masiva, como las armas químicas.

Químicos en Vietnam

Estados Unidos usó armas químicas en su intervención militar en Vietnam (entre 1957 y 1975), que acabaron con la vida de miles de personas y causaron graves daños ecológicos.

Entre las sustancias que usaron las tropas enviadas por Washington están el agente naranja, que los uniformados usaban para destruir los bosques donde presuntamente se escondían los vietnamitas. En 10 años, entre 1961 y 1971, Estados Unidos usó 72 millones de toneladas de esta sustancia que contiene dioxina (un elemento altamente tóxico que provoca varias enfermedades y trastornos genéticos).

Ese agente naranja ha causado diferentes tipos de daños a unas 3 millones de personas. En la actualidad, a casi 40 años de culminado el conflicto, se estima que hay unos 150.000 niños en Vietnam con malformaciones provocadas por el agente naranja.

La intervención en Irak

Estados Unidos (EEUU) y sus aliados de la OTAN invadieron Irak y masacraron a su población usando como argumento la supuesta tenencia de armas químicas por parte de Saddan Hussein.

Las armas de destrucción masiva de Saddan nunca fueron encontradas. Sin embargo, fueron los Estados Unidos quienes tras su intervención militar en ese país en 2003 emplearon extensivamente este tipo de armamento.

Los archivos revelan el empleo de más de 2.000 de este tipo de armas en esta nación, donde han resultado asesinados más de 120.000 civiles en la última década por las fuerzas de ocupación, de acuerdo a la organización no gubernamental Iraq Body Count.

Los documentos revelados por Wikileaks, filtrados por el soldado Bradley Manning, señalan que los EEUU han usado en Irak fósforo blanco y uranio empobrecido. Estas sustancias han provocado, al igual que en Vietnam, malformaciones congénitas y el aumento de mortalidad infantil en varias ciudades iraquíes.

La bomba atómica

Estados Unidos hizo uso de esta poderosa arma, que tiene una gran cantidad de energía explosiva con reacciones nucleares, durante la II Guerra Mundial.

Hiroshima fue arrasada el 6 de agosto 1945, después que el bombardero B-29 Enola Gay de la Fuerza Aérea estadounidense dejara caer una bomba atómica sobre la ciudad.

La explosión que produjo el artefacto acabó de forma inmediata con la vida de unas 80.000 personas. Sin embargo, para finales de 1945 los muertos se elevaban a unos 140.000, producto de las lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento causado por la radiación.

Tras el ataque sobre Hiroshima, otro bombardero estadounidense lanzó una segunda bomba nuclear tres días después, el 9 de agosto, sobre la ciudad de Nagasaki. Las víctimas mortales por este ataque alcanzaron las 80.000 personas.

Aún a la fecha, los habitantes de estas dos ciudades sufren las consecuencias de las radiaciones dejadas por estas explosiones.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.