Diosdado Cabello

6.may.2013 / 03:39 pm / Haga un comentario

“El poder del odio está infravalorado. Es más fácil unir a la gente alrededor del odio que en torno a cualquier creencia positiva”, citó Rangel a Rees, para referirse a las acciones violentas que han llegado a manifestarse en restaurantes, centros comerciales y urbanizaciones con el evidente propósito de descargar “ese odio pestilente que desagrada”, contra el chavismo, agregó.

Este lunes en su columna El Espejo, titulada Jugar limpio, jugar sucio, publicada en el diario Últimas Noticias, reflexiona sobre el accionar de la oposición, tras desconocer los resultados de los comicios presidenciales en los que resultó ganador Nicolás Maduro con más de 50% de la votación.

“Posan de demócratas, y en el fondo insurgen contra la democracia”, añade, mientras resalta que la derecha participa en procesos electorales con planes alternativos.

“Participan en comicios con el deliberado propósito de transformarlos en mecanismos que abran senderos a la subversión”, agrega y subraya que el desconocimiento de cualquier resultado adverso siempre está en la agenda de la oposición, aun cuando el sistema electoral venezolano es el más confiable y transparente del mundo.

“Me refiero a todo lo sucedido con todas las elecciones a partir de 1999: los referendos, las parlamentarias y las presidenciales, fueron impugnadas con argumentos banales, con ridículas denuncias de fraude, recurriendo a descalificaciones sin soporte”, explica.

Expone que los procesos electorales pueden ser objetados con base en pruebas contundentes e indicios claros de alternaciones, pero no sobre supuestos y valoraciones subjetivas para ir en contra del orden constitucional.

“Nada importa si el adversario gana con amplio o poco margen. Incluso, cuando Chávez derrotó a Rosales con una considerable ventaja, de inmediato la oposición denunció fraude y prometió pruebas que nunca presentó”, rememora.

Señaló que cada vez más el candidato perdedor, Henrique Capriles, y sus allegados, se aíslan con su actitud de odio y de no reconocimiento a Maduro como el presidente constitucional de Venezuela.

“En el país, hasta la Conferencia Episcopal Venezolana lo hizo por boca del cardenal Urosa, y en el exterior, la Unión Europea, Inglaterra, Rusia, países árabes, asiáticos, latinoamericanos, caribeños y hasta voceros del Gobierno norteamericano han dicho que quieren tener relaciones con el presidente”, puntualiza el ex vicepresidente de la República.

Recuerda que Capriles ha impugnado los resultados de las presidenciales ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). “Sería demasiado que reaccionara negativamente ante un fallo adverso”, expone.

“¿Se alzará? ¿Convocará a guarimbear? Todo es posible en ese extraño mundo donde impera la irracionalidad”, advierte.

Rangel recalca el masivo respaldo hacia Maduro, evidenciado el pasado 1º de mayo, en la marcha que se hizo en Caracas a propósito del Día Internacional del Trabajo.

Contrario a ello, acota la poca convocatoria que tuvo Capriles en una actividad similar. “El chavismo cogió la calle y el caprilismo no tiene política. Está desconcertado. El mayor impacto será en las elecciones municipales”, asegura.

Reitera la advertencia de que en el país hay planes desestabilizadores para menoscabar el liderazgo del Gobierno Bolivariano; del jefe de Estado, Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y la dirigencia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.