Noticias

1.mar.2013 / 07:51 pm / Haga un comentario

Ante la acusación presentada por el Ministerio Público, fueron condenados a 30 años de prisión Luis Acosta (36), Toribio Zabaleta (26), Jesús Sifontes (43) y Mario Cardozo (30), por su responsabilidad en el secuestro de Simplicio Hernández, padre de la gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, hecho ocurrido el 6 de septiembre de 2012, en Tucupita.

En la audiencia preliminar, los fiscales 46° nacional con competencia en materia Antiextorsión y Secuestro, y 6° auxiliar de esa jurisdicción, Orlando Padrón y Marco Labady, respectivamente, ratificaron la acusación contra Acosta, Zabaleta, Sifontes y Cardozo por incurrir en los delitos de secuestro agravado, asociación agravada, y tráfico ilícito de armas en la modalidad de ocultamiento.

Adicionalmente, se ratificó la acusación contra Cardozo por el delito de falsificación de identidad.

Los referidos delitos se encuentran previstos y sancionados en la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, Ley Orgánica de Identificación, Ley contra el Secuestro y la Extorsión, y en el Código Penal.

En ese sentido, el Tribunal 2° de Control de Delta Amacuro, una vez que los cuatro hombres admitieron su responsabilidad en el hecho, dictó la referida sentencia condenatoria contra Acosta, Zabaleta, Sifontes y Cardozo, quienes permanecerán recluidos en el Centro Penitenciario El Dorado, ubicado en el estado Bolívar.

Vale destacar que durante la misma audiencia, se ordenó el enjuiciamiento de Laura Liccien, María Marín y Ana Pino, quienes fueron acusadas por la presunta comisión de los delitos de secuestro agravado, asociación agravada, legitimación de capitales, y tráfico ilícito de armas en la modalidad de ocultamiento.

Por otra parte, los representantes del Ministerio Público acusaron a Francisca López por presuntamente ser cooperadora en el secuestro agravado y asociación agravada, por lo que también fue pasada a juicio.

El día antes mencionado, la víctima se dirigía hacia su residencia ubicada en Tucupita, cuando varios hombres a bordo de un vehículo lo interceptaron y se lo llevaron. Posteriormente, el octogenario fue liberado el 28 de octubre de 2012, en la misma ciudad.

Acosta fue detenido el 28 de octubre por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el estado Apure, en virtud de la orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 2° de Control de Delta Amacuro.

Un día después, Cardozo, Liccien, Marín y Pino fueron detenidos por funcionarios del Cicpc, en el sector San Bernardino de Caracas. Mientras que Zabaleta y Sifontes fueron aprehendidos ese mismo día en Tucupita.

Dichos procedimientos se realizaron en atención a las órdenes de aprehensión solicitadas por el Ministerio Público y acordadas por el Tribunal 3° de Control de Delta Amacuro.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.