Diosdado Cabello

26.feb.2013 / 06:29 pm / Haga un comentario

El 16 de febrero de 1989 el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez (CAP), anunció un programa macroeconómico basado en políticas neoliberales para liberar y generar cambios sustanciales en la economía del país.

El paquetazo, propuesto por el Fondo Monetario Internacional, incluía medidas de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual que afectaban, básicamente, a las personas de escasos recursos.

Las medidas tomadas por CAP que desataron la sacudona fueron:

1.-Liberación de las tasas de interés.

2.-Liberación del control de cambio.

3.-Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la “cesta básica”.

4.-Aumento de las tarifas de los servicios públicos como luz, agua y teléfono y gasolina.

5.-Aumento los sueldos de la administración pública y el salario mínimo.

6.-Eliminacón progresiva de los aranceles de importación.

7.-Reducción del déficit fiscal a un máximo de 4%.

8.-Congelación de los cargos de la administración pública.

En un día la gasolina duplicó su costo y la mayoría del precios de los insumos se duplicó o se triplicó. El pueblo comenzó a protestar contra las medidas, en Guarenas unas personas incendiaron unos autobuses cuando se dieron cuenta del aumento exorbitante del pasaje. Como si se hubiera prendido fuego a una mecha con gasolina, la protesta se expandió hasta llegar a la ciudad de Caracas, donde se dieron saqueos y huelgas.

La acción del gobierno incluyó la puesta en marcha del Plan Ávila, estrategia militar diseñada para restituir el orden público. Con armas de guerra la Guardia Nacional amedrentó a la población, el resultado fueron, según cifras del gobierno de CAP, 276 muertos, numerosos lesionados, varios desaparecidos y cuantiosas pérdidas materiales.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.