Diosdado Cabello

18.feb.2013 / 02:17 pm / Haga un comentario

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela se ha convertido en los últimos años en epicentro de la batalla política en el país. Atrás quedaron las frías sesiones legislativas que solo importaban a un reducido sector de la población. Hoy el pueblo y los medios de comunicación, tanto nacionales como extranjeros, no le pierden pie ni pisada a cada paso que dan diputadas y diputados.
Claudio Farías es uno de los que, desde la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela, defienden la Revolución Bolivariana con la palabra, pero advierte que ante “una derecha que no hace política de altura hay que estar atentos para salirle al paso en el camino que elija”.

En entrevista exclusiva con el Correo del Orinoco, el legislador recordó que el 15 de enero del año pasado el presidente Hugo Chávez, durante su presentación de la memoria y cuenta ante la AN, hizo un llamado a la derecha a hacer política de altura.
“Nosotros pensamos que iba a haber un cambio en su actitud marcada por la conspiración, que vive buscando cómo sacar a Chávez del gobierno. Si ellos se dedicaran a hacer política de altura como los hacemos nosotros, en los barrios y comunidades con la gente, apoyando al Poder Popular” quizá “la Revolución estuviera más en peligro y hubieran avanzado en sus espacios políticos”, consideró.

EL EPISODIO CON BORGES
¿No acogieron el llamado de Chávez de hacer política de altura?

─Definitivamente no porque lo que hoy tenemos es una derecha que vive irrespetando los Poderes Públicos, a los altos funcionarios del gobierno, a nuestro pueblo, al propio presidente Chávez e inclusive a mandatarios de países hermanos como Cuba, Argentina y Nicaragua. A ellos les incomoda, por ejemplo, que los presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños hayan apoyado a Chávez. Si fuera una derecha de altura debería sentirse orgullosa porque por primera vez Venezuela tiene un nombre construido y es conocida por su solidaridad.

Agregó: “Esa es la derecha que tenemos, sin embargo ahí quedan todavía vestigios y algún nivel de moral de algunos diputados que no comparten, fundamentalmente la actitud de Primero Justicia (PJ) y algunos oligarcas rancios que están metidos en la AN. Nosotros hemos sido excesivamente tolerantes hasta el extremo de decir que hemos sido casi tontos”.

Pero usted tuvo un encontronazo con el diputado Julio Borges y los medios privados lo crucificaron…

─La derecha siempre nos va a crucificar, y si lo hacen es que vamos por buen camino. En ese caso, y a pesar de la extrema tolerancia me generaron mucha indignación las declaraciones de Julio Borges en las que expresaba que ‘lamentablemente el presidente Chávez se estaba recuperando’. Yo le reclamé, le dije que no aceptaba que se expresara de esa manera sobre el presidente Chávez y que no le permitiría más insultos.

¿Qué le respondió Borges?
─Me ratificó que lamentaba la recuperación de Chávez y me insultó. También me empujó y entonces recibió una respuesta a su violencia.
─¿Entonces no fue un error subconsciente esa frase ante los medios de comunicación?
─No. Él ratificó ese día la frase ‘lamentablemente Chávez se está recuperando’ y como te decía también me agredió; por eso respondí. No me caracterizo por ser una persona violenta, inclusive mi mamá me llamó ese día para preguntarme qué había pasado. Creo que la violencia no es la solución a los problemas, pero en ese caso fue una repuesta a su violencia. Como el 13 de abril de 2002 fue una respuesta al 11, y aquel 27 de febrero (de 1989), cuando el pueblo salió a las calles contra las medidas económicas de Carlos Andrés Pérez impuestas por el FMI, la violencia fue una respuesta a las agresiones contra un pueblo.

APOYO A NÚÑEZ
¿Fue un error o un acto premeditado lo que ocurrió en la sesión del 5 de enero cuando algunos diputados suplentes estuvieron presentes y también los principales?

─Fue una provocación clara para incitar a actos violentos. Estamos conscientes de eso y sabemos que tenemos que combatirlos con las normas, como lo hizo el camarada Pedro Carreño. Ellos se la pasan en eso y les gusta ocultarse en sus cartelitos. Dice Julio Borges en uno de los carteles que “Venezuela no es Cuba” y no es, definitivamente, porque si fuera Cuba él estuviera preso de primero. Obviamente Cuba tiene unos adelantos con los que nosotros aún no contamos y más bien agradecemos por su solidaridad y colaboración. El llamado tiene que ser al pueblo venezolano, sobre todo a quienes apoyan a la derecha a que evalué a esa dirigencia y que sean valientes como han sido William Ojeda y Hernán Núñez más recientemente.
¿Cómo valora ese paso de Núñez?

─Creo que el compañero demostró una pizca de moral y un poco de valentía al sentirse atropellado por esos actos de corrupción y los comentarios que hacían los diputados de la derecha de menospreciar las cantidades de los cheques. Hay un buen número de personas que han venido acercándose y reflexionando también fuera de la Asamblea, como el caso de Winston Vallenilla. Y es que este es el gobierno más incluyente que hemos tenido, el gobierno de Chávez es sin dudas el que a más sectores ha incorporado.

CURULES CORRUPTOS
El diputado socialista considera que la bancada de la derecha tampoco ha respondido al nuevo llamado de diálogo realizado por el Mandatario Nacional. Considera que no lo han hecho porque “son unos falsos y unos grandes corruptos”.

¿Cómo evalúa las respuestas que dieron el diputado Richard Mardo y Capriles Radonski a las acusaciones que pesan contra PJ?
─Son unos grandes hipócritas, unos descarados e inmorales que dan pena ajena. Yo estaría más bien preocupado; por ejemplo, la cara de (Juan Carlos) Caldera a uno que tiene moral le da hasta lástima, pero él cometió un error. Deberían pedir perdón por los errores que han cometido. Nosotros apostamos porque la gente que ha abogado por ellos vea las diferencias que hay entre un liderazgo y otro. Chávez nos ha enseñado a nosotros que la moral es fundamental en los procesos revolucionarios, como lo dice también Fidel Castro. Los que estamos al frente de ministerios e instituciones tenemos que dar el ejemplo de primero. Esta Revolución tiene la obligación de combatir la corrupción profundamente.
El pueblo aprueba estas investigaciones contra la corrupción pero también pide que se hagan del lado de la Revolución
─En la Revolución no hay manto de impunidad para nadie. Te puedo citar como ejemplo de investigaciones al compañero Luis Velázquez en Guayana que fue detenido y preso por las denuncias que hicieron los trabajadores, y el Gobierno actuó. Aquí no estamos perdonando a nadie; también está el ejemplo de Pdval, caso por el que se detuvo a algunos compañeros por sus responsabilidades. El llamado es a que todos estemos vigilantes y de frente en la lucha contra la corrupción buscando al mismo tiempo la máxima eficiencia.

UNIDAD EN LA BANCADA SOCIALISTA ESTÁ “MÁS SÓLIDA QUE NUNCA”

¿Cómo está la unidad en la bancada socialista?

─Más sólida que nunca. Lo han dicho varios compañeros como Diosdado Cabello: es esta la bancada socialista más firme y cohesionada que ha tenido la Revolución.
¿Qué opinión le merece la idea de María Corina Machado de crear la comisión 16?

─Eso totalmente absurdo, lo que da es risa. Ellos ni si quieran van a sus comisiones; por ejemplo, a la de Administración y Servicios no vienen Julio Borges ni Ismael García. Ya tienen dos miércoles sin presentarse.

¿Qué respuesta podrían recibir de usted en el Parlamento u otro escenario político ante una nueva agresión u ofensa contra el pueblo y la Revolución?
─ El camino que elijan. Yo vengo de ser dirigente sindical de las luchas duras contra el patrón capitalista. Hemos aprendido a parlamentar, a defender a la Revolución en este escenario y a luchar con la palabra y el debate; pero si es otro el camino, ahí estará también Claudio Farías.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.