Noticias

13.feb.2013 / 05:26 pm / Haga un comentario

Desde hace dos semanas, la nueva atracción entre los cubanos es Telesur, la cadena multinacional que enfrenta la información hegemónica de CNN, con un formato moderno y dinámico.

Desde el 20 de enero pasado, con 12 horas de transmisión diaria, Telesur les ha abierto una ventana al mundo a todos los cubanos. La emisión de la cadena fue acogida con gusto por la población y es considerada por analistas como un paso audaz del Gobierno Revolucionario enfrascado en nuevas reformas.

“Es una ventana al mundo. Es una forma diferente de ver las cosas”, opinó un trabajador cubano de 41 años. “Sería bueno que la dejaran las 24 horas”, agregó. Muchos televidentes destacaron la dinámica informativa en tiempo real, la frescura de sus presentaciones, las cortinillas con buena música y la calidad visual de los productos.

Para varios analistas, las transmisiones de Telesur tendrán un impacto tan notable a largo plazo para los cubanos y cubanas como el aún limitado acceso a Internet; la nueva ley migratoria que elimina las restricciones para los viajes; y la flexibilización de las estructuras estatales de la economía.

Con la puesta al aire de Telesur la oferta informativa en la nación caribeña se diversificó no sólo con notas novedosas, sino también documentales, reportajes y entrevistas con una edición moderna; programas amenos, y presentadores haciendo preguntas incisivas a sus entrevistados, según explicaron usuarios(as) cubanos(as), habituados a los estándares de televisión estatal cubana.

Hasta los críticos del modelo cubano afirmaron que la llegada de Telesur es algo encomiable. La televisora, inaugurada en 2005, cuenta con el 70 por ciento de participación accionaria de Venezuela, y el resto está compuesto con aportes de Argentina, Paraguay, Bolivia, Cuba, Ecuador, y Nicaragua.

Su línea editorial está abocada a fomentar la integración informativa entre los latinoamericanos que desconocen las realidades de sus países vecinos, y a contrastar la visión de las transnacionales de la información como CNN, Univisión, la BBC World News, TVE Internacional y Deutsche Welle.

Para analistas internacionales, la cobertura de Telesur implica un cambio cualitativo, por su alcance global, un mercado de información abierto y en competencia con estas poderosas cadenas privadas.

Programación novedosa y de calidad

Durante una tarde Telesur trasmitió un resumen del periodo de sesiones de la Asamblea Nacional de Venezuela, con el debate de diputados revolucionarios y diputados de la oposición en plena faena. “Telesur es algo completamente novedoso para nosotros”, dijo entusiasmada una jubilada de 68 años, quien destacó la calidad de la imagen.

Pero también, cubanos y cubanas podrán ver resúmenes del baloncesto de la NBA; de la temporada de béisbol de la Grandes Ligas y otras competencias deportivas casi nunca transmitidas por la televisión estatal. “Poner Telesur es un desafío que el Gobierno Revolucionario ha aceptado”, expresó un profesor universitario.

Aunque también es cierto que en los últimos años muchos televidentes de la Isla tuvieron acceso a contenidos informativos del extranjero por medio de antenas satelitales contratadas en Estados Unidos. Además, en los hoteles y empresas extranjeras hay una señal de cable legal que ofrece canales en español, inglés, alemán y hasta en chino. También se desarrollaron “bancos de películas” —inscriptos legalmente— que ofertan desde los últimos estrenos de Hollywood hasta las series populares.

Pero otra de las aristas a tener en cuenta es que Telesur tiene un modelo distinto de hacer periodismo. Un modelo que está demandando el periodismo cubano de nuestros días, y que demanda la Revolución Cubana, según exhortaciones del propio presidente Raúl Castro. La decisión de incorporar esta cadena a la programación de televisión cubana, demuestra que el cambio de mentalidad va en serio. Es una forma de decir: bien, podemos tener una política revolucionaria y socialista con discusión y diversidad.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.