Diosdado Cabello

la Asamblea Nacional (AN), diputado Pedro Carreño, consignó este miércoles ante el Ministerio Público la denuncia formal de supuestos hechos de corrupción por parte de diputados e integrantes del partido Primero Justicia (PJ).

En la denuncia figuran Juan Carlos Caldera, Richard Mardo, Julio Borges y Gustavo Marcano, sobre quienes recae el señalamiento de haber recibido fondos de manera ilícita.

El diputado Carreño solicitó que sean puestos bajo custodia en su residencia, pues según el artículo 200 de la Constitución Bolivariana de Venezuela “en caso de delito flagrante cometido por un parlamentario o parlamentaria, la autoridad competente lo o la pondrá bajo custodia en su residencia y comunicará inmediatamente el hecho al Tribunal Supremo de Justicia”.

Las pruebas de los supuestos hechos de corrupción fueron presentadas por el presidente de la AN, Diosdado Cabello, durante sesión ordinaria del 5 de febrero.

Carreño destacó que al expediente se le anexó la fotocopia certificada taquigráfica de la intervención de los diputados Richard Mardo y Gustavo Marcano.

Resaltó que tanto Mardo como Marcano confesaron este martes durante su intervención en la sesión plenaria haber cometido “delitos contra el patrimonio público”, al admitir haber aceptado los cheques mostrados por Cabello.

Por otro lado, hizo un llamado a los medios de comunicación, “quienes tienen la tarea indeclinable, no solo de informar y entretener, sino también de educar, que no se hagan cómplices de los delitos contra el patrimonio público“, pues consideró que es el momento oportuno para la regeneración de los valores y principios del pueblo venezolano.

En ese sentido, finalmente instó a no permitir que personas de cualquier índole justifiquen la corrupción aludiendo que existen otros casos que no se han investigado, por lo que aseguró que se investigará cualquier caso de corrupción “porque seremos implacables en la lucha contra la corrupción”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.